Igea

Comarca del Linares

Igea está dentro de esa comarca que, en los últimos años, se ha hecho famosa a nivel internacional por la gran cantidad de yacimientos paleontológicos que se han descubierto. Se cuentan por cientos las huellas de dinosaurios que por aquí podremos contemplar y que nos ayudarán a imaginar mejor a aquellos grandes reptiles que constituyeron las faunas de vertebrados terrestres dominantes durante más de cien millones de años de la historia de nuestro planeta.
Los científicos todavía no se han puesto de acuerdo en las razones de su extinción. Lo que es indudable es que en una remota época aquellos enormes reptiles mesozoicos dejaron su impronta en las blandas arcillas. El paso de millones de años permitió que aquellas pisadas se consolidaran y llegaran hasta nuestros días. Su conocimiento y estudio están proporcionando valiosas pistas para descubrir el misterio de los míticos dinosaurios.
En Igea existe una amplia zona con huellas. La mayor parte de los yacimientos se encuentran dentro de un radio de unos 2 km. A efectos de facilidad de acceso e interés hay que destacar las siguientes zonas: “La Cañada”, “Las Navas”; “Santa Ana” y “La Torre”. Los escolares de Igea, interesados en la conservación y difusión de su patrimonio histórico pueden ser unos estupendos guías para acompañar al viajero curioso.
El yacimiento de La Cañada se encuentra en el barranco y cauce del mismo nombre, a unos dos kilómetros del pueblo. El acceso se realiza a través de la carretera de Igea a Cornago y tomando una pista a la derecha. Allí nos encontraremos con una placa de unos 20 m. de longitud en la que se observan varias trazas, una de las cuales está constituida por nueve icnitas (huellas).

Más cerca del pueblo, próximo a la ermita de Santa Ana, existe otro afloramiento con huellas menos impresas.
El afloramiento de La Torre, al Noroeste de la población, es el mayor en extensión y en número de icnitas de cuantos conforman el yacimiento general de Igea. Allí existen hasta siete niveles con huellas de dinosaurios.
En Igea podemos contemplar una de las mejores construcciones civiles de toda La Rioja: el Palacio del Marqués de la Casa Torre. Visto desde su fachada principal presenta cuatro plantas, mientras que si lo hacemos desde la zona que da la río nos aparecerá una más. Tiene una gran escalinata, rematda por cúpula profusamente decorada.
El empleo de materiales como el basalto negro y el alabastro, los balcones y las cuatro galería superpuestas de arcos de medio punto y mirador, en la zona que da alrío, contribuyen a destacar la grandiosidad del edificio.
En el año 1983 era declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional. 
La ERMITA de SANTA ANA está sobre el cerro que preside la población. Cerca se desarrollaban los trabajos de trilla. Tiene u8na nave en cabecera cuadrangular. Es una construcción barroca de finales del siglo XVII. 
Saliendo del pueblo en dirección a cornago, a unos 3 km, veremos sobre un cerro, la ERMITA DE LA VIRGEN DEL VILLAR. 
La ERMITA DE LA VIRGEN DEL PILAR está a unos 2 km del pueblo, en el regadío, en el término denominado "resacal".. Su tipología es similar a las anteriores. Es del siglo XVI.

Rutas en montanbike

Solicita más información